Home » Blog » 3 niveles para trabajar con datos y liberarlos

3 niveles para trabajar con datos y liberarlos

La agenda y los desafíos de los datos abiertos son amplios y cada vez más personas están convencidas de su valor. Sin embargo, cada país atraviesa su proceso y dinámica propia para encarar la apertura. Por eso es que no siempre tenemos la disponibilidad y el acceso que quisiéramos.

La Carta de internacional de los datos abiertos anima a que no sólo liberemos datos gubernamentales, sino también a que organizaciones de sociedad civil, del sector privado e instituciones multilaterales “abran los datos que generan y recopilan con el fin de avanzar hacia un ecosistema de datos abiertos más rico con múltiples fuentes de datos abiertos”. En este contexto, identificamos 3 niveles con actores y roles para promover la publicación y uso de datos abiertos.

Primer nivel: políticas de apertura de datos en el Estado

A través de acuerdos internacionales, como la misma Carta Internacional, la Alianza por el Gobierno Abierto, entre otras, los Estados vienen adoptando políticas de datos abiertos gubernamentales. A 2016, según el Barómetro de datos abiertos, México, Uruguay, Brasil y Colombia están a la vanguardia en América Latina, del otro lado tenemos a Venezuela, Ecuador y un poco más arriba Bolivia, con un puntaje de 28 sobre 100).

Ranking de datos abiertos 2016 para América Latina. Fuente: Barómetro de datos abiertos.

 

Una buena manera de avanzar en la apertura de datos para el Estado boliviano iría por:

Este es un rol que debe asumir el Gobierno en todos sus niveles autonómicos, por lo que sus actores son funcionarios públicos y profesionales en la temática contratos por el Estado.

Segundo nivel: adecuar y liberar datos ya existentes

La realidad nos hace notar que existen datos disponibles en Internet, pero no están a simple vista. Aquí es cuando debemos apelar a métodos que requieren conocimientos técnicos, herramientas específicas y algunas destrezas.

Esta necesidad va de la mano con las capacidades que tienen las personas en el uso, manejo y entendimiento de los datos, un tema aún pendiente en todo el mundo, en la medida en que contemos con personas que tengan todo este bagaje, tendremos un escenario más promisorio. Volviendo al tema, podemos acudir a las siguientes opciones:

– Navegar en portales de  datos abiertos: El mundo ya cuenta con iniciativas de datos abiertos, sólo necesitamos conocerlas y buscar en ellas, algunas son el portal de datos abiertos del Banco Mundial y de datos de Naciones unidas.

Open Data Soft ha trabajado en una lista de portales de datos abiertos por país:

– Utilizar la búsqueda avanzada de Google. Este es un recurso muy útil que bien empleado facilita navegar en sitios web y consultar datos, además de buscar por formato, año y una variedad de filtros

– Scraping de datos. Muchas veces los datos están disponibles en la página web, pero no podemos descargarlos en lote o están en formatos no procesables. Apelando a las técnicas de scraping, sí se puede lograr. 

Tercer nivel: Levantar bases de datos propias

¿Pero qué hacemos cuando los datos no están públicos? Pues generarlos y liberarlos. Si bien requiere más trabajo, el equipo que trabaja sobre ellos tiene mayor libertad y control sobre el procesamiento y gestión de datos, así como elegir el tema con el que se ha de trabajar, la metodología de monitoreo, etc.

En Bolivia no se tienen datos abiertos sobre feminicidio, sólo los reportes oficiales con datos agregados que no permiten aplicar un análisis más profundo. Trabajos como los de el Centro de Información y Desarrollo de la Mujer en una primera instancia y luego del proyecto Cuántas Más, nos muestran que se puede llevar un trabajo de estas características.

Como verán, en los 2 últimos niveles los actores de la sociedad civil tienen un rol importante y proyectos de estas características pueden incidir en el nivel del Estado. Sin embargo, requerimos de una sociedad civil con conciencia  y conocimientos en generar, extraer, analizar y visualizar datos. ¡El desafío está servido!

Suscríbete

Recibe las novedades del laboratorio en tu correo electrónico

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*